Maravilloso yoga aéreo anti-gravedad en Aruba

Image result for maria pucci aruba anti-gravity aerial yoga
Fly Fit Studio Aruba

El yoga aéreo es un tipo de yoga moderno desarrollado en 2014 que combina posturas de yoga tradicionales, Pilates y danza con el uso de una hamaca.

El yoga aéreo requiere un tipo especial de hamaca, un accesorio que puede soportar hasta 300 kilos de peso. La plataforma consta de cadenas de soporte, una correa de cincha, una hamaca de seda y mosquetones. Dos cadenas de soporte cuelgan del techo a menos de un metro del piso, y la hamaca está conectada a la altura preferida por el usuario.

La hamaca actúa como un columpio o trapecio suave, apoyando las caderas para las curvas hacia adelante y hacia atrás. Las posturas de yoga que algunos encuentran difíciles de hacer en el suelo, como el poste inverso, pueden ser más fáciles en el aire usando la hamaca, y los movimientos de la hamaca agregan variedad a un entrenamiento.

Quien vino con esta idea fue el estadounidense Christopher Harrison, ex gimnasta, bailarín y coreógrafo de Broadway, así como cofundador del Cirque du Soleil, es el fundador de AntiGravity Aerial Yoga. Su Aerial Yoga es una combinación única de yoga, danza, pilates y calistenia, practicada con la ayuda de una hamaca especial suspendida del techo. Christopher enseña Yoga Aéreo en el AntiGravity Lab en Nueva York, que es donde se certificó la instructora local de yoga Maria Pucci antes de llevarla a Aruba. Maria Pucci da clases de este maravilloso yoga en FLY Fit Studio, ubicado en Paseo Herencia en Palm Beach.

Los beneficios
Aerial Yoga proporciona un entrenamiento de todo el cuerpo, alivia el estrés, mejora la fuerza y la flexibilidad, ayuda con problemas de espalda, mejora el equilibrio, estimula la liberación de hormonas “felices”, mejora los sistemas circulatorio y linfático, ayuda a abrir las articulaciones y enseña conciencia corporal.

El yoga se ha convertido en una forma de vida para muchas personas y en Aruba, la venezolana Mary Pucci da clases de otro estilo de yoga bajo una filosofía muy especial de práctica de yoga estadístico. La escuela se llama “Cacao Yoga” y es un nombre que también tiene una historia interesante porque su abuelo por parte de su madre es de Barlovento en Venezuela, donde el cacao es muy común y cultivarlo es un arte. Esto, resumido a sus otros orígenes italianos del lado de su padre, donde con el cacao hacen los mejores chocolates, dio como resultado este nombre peculiar: “Cacao Yoga”.