Un spa para adolescentes en Aruba

Spa para adolescents en Aruba

Los spa son lugares donde los adultos buscan el silencio, la paz y el descanso. La sola imagen de un niño chapoteando en el jacuzzi o salpicando con los chorros a todos los usuarios se asemeja a una estampa un poco disonante, sin embargo, se puede buscar la manera de conciliar estos lugares con los niños. Cada vez más los spas se han dado cuenta de que la inclusión de los niños en sus centros es beneficiosa para las familias y para la salud de los propios infantes.

Beneficios del spa para los niños

La inclusión de los niños en los spas parte ya, incluso, desde su edad más temprana, desde que tan solo son bebés. Esta iniciación acuática ayuda a que:

  • Comiencen a familiarizarse con el medio acuoso (relacionado también con la etapa previa de embarazo).
  • Se vayan fortaleciendo mediante ejercicios en el agua, desarrollándose tanto física como mentalmente.
  • Experimenten nuevas sensaciones en esa apertura hacia el mundo.

Aparte de la flotación en agua y terapias acuáticas, los niños también pueden disfrutar de otros servicios, como masajes, tratamientos corporales y, cuando ya son un poquito más grandes, de servicios estéticos de manicura y pedicura.

En el caso de los niños con un poquito más de edad, acudir al spa puede repercutir muy positivamente en muchísimos aspectos:

  • Comparten tiempo y descanso con su familia en un espacio desacostumbrado y novedoso, que hace variar la cotidianeidad.
  • Ayuda a que se relajen por unas horas y olviden las tareas, el estrés escolar…
  • Mediante la realización de masajes, estimularán la circulación sanguínea, tonificarán sus músculos… y se sentirán un poco más “adultos”.

En Aruba existen algunos spa que dan acceso a los niños y adolescentes junto con sus padres.